Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com
Cómo cambiar bañera por plato de ducha

Cómo cambiar bañera por plato de ducha

Cada cierto tiempo es recomendable rejuvenecer el baño de la casa. Así obtiene una serie de ventajas que van desde la seguridad hasta mayor confort. Por ello en Reformas10.com le decimos cómo cambiar bañera por plato de ducha. Siga estas recomendaciones y dele a este espacio una nueva cara.

Ventajas de instalar un plato de ducha

Al quitar la bañera y poner ducha sin obra en su casa ahorrará más agua y electricidad. Además habrá más espacio, volviendo el baño más seguro y accesible. Sobre todo si hay personas mayores o con poca movilidad en la casa.

Asimismo, le dará un toque más actual y moderno. Un plato ocupa la mitad del espacio que una bañera. A esto se le suma que facilita la higiene diaria del lugar. Hacer este cambio aumenta el valor de la vivienda.

Los baños con ducha sin bañera son tendencia porque van mucho más allá de conseguir más espacio. Se ha comprobado que la ducha es energizante. Además, toma mucho menos tiempo que el empleado en una bañera.

Tipos de plato de ducha

En el plan para reformar el baño surgen muchas ideas, pero debe estudiar cuál es el mejor material para lo que busca. Si desea tener mayor seguridad y durabilidad, opte por un plato de ducha en gres cerámico. Es más resistente.

Asimismo, son fáciles de limpiar y el esmalte es duradero. Hay que tomar en cuenta que son pesados, resbaladizos y fríos al tacto; además de tener poca resistencia a los golpes.

Mientras que los de acrílico son ligeros, cálidos al tacto y resistentes. Por ello pueden ser más grandes que otros tipos de plato y más planos. También hay disponibles con rugosidad para evitar resbalones. Tienen mayor costo, pero tienden a rayarse o deformarse.

Otra alternativa es el de polvo de minerales y resina acrílica. Hay en varios colores y su acabado es rugoso. Tienen 3 centímetros de grosor, lo que los convierte en uno de los más finos del mercado, y son cálidos al tacto.

Los elásticos se adaptan a cualquier espacio al ser flexibles y son resistentes a los golpes. Ofrecen seguridad y confort por su material. También está el plato de ducha mediante paneles, este se coloca donde estaban los azulejos para evitar filtraciones.

Cómo cambiar bañera por plato de ducha

Cómo cambiar bañera
Para sacar bañera y poner ducha hay que cumplir una serie de parámetros. Como se va a realizar una reforma mayor se deben evaluar todos los aspectos. Por ejemplo, al retirar la bañera quedará un espacio libre y sin azulejos. Esto lo puede aprovechar para revisar el estado de las tuberías de agua y desagües.

Pero antes de dar este paso hay que contar con el presupuesto necesario para llevar adelante este tipo de obra. Es importante pedir presupuesto a empresas dedicadas a este ramo que ofrezcan garantías.

Ya contratado el personal que sabe cómo desmontar una tina de baño, se quitan los azulejos que están en el muro de la bañera. Para ello se usa un cincel para luego derribarlo. Posteriormente se retira la silicona, se suelta el desagüe y se saca la bañera. Previo cierre de las llaves de paso de agua.

Con el espacio despejado se limpia el piso y se protege con un cartón para no dañarlo si se produce algún golpe. Seguidamente se mide en qué lugar se ubicará el plato y el desagüe en el suelo.

Para tapar los huecos se pueden usar planchas de yeso laminado, luego se ensambla el sistema de aliviadero. Este incluye un tubo de PVC con un mango para unir la toma de agua con la válvula del plato.

Ya dispuesto todo esto, se coloca el plato de ducha en el espacio elegido con un soporte de ladrillo. Se procede a poner el revestimiento y sellado. Se finaliza con la instalación de la grifería y la limpieza de las áreas intervenidas, para luego se acomodar la mampara. Todo el proceso puede llevarse de 1 a 3 días.

Consejos para cambiar bañera por plato

  • Mida el alto y ancho de la bañera para cuando pida presupuesto les dé datos exactos a los expertos.
  • Proteja los azulejos que están cerca del lugar de la obra y exija que se prepare bien la superficie en la cual se instalará el plato.
  • Guarde una muestra de los nuevos azulejos en caso de que requiera sustituir alguno en el futuro.
  • Procure colocar la toma de la ducha cerca de las que tenía la bañera con el fin de abaratar costos.
  • Lo mejor es invertir en una buena grifería para no tener dolores de cabeza más adelante.
  • La entrada debe ser mínimo de 60 centímetros, no importa el tipo de plato y de mampara.
  • Igualmente hay que analizar si es necesario instalar una válvula sifónica para evitar malos olores.
  • Para asegurarse de que no haya filtraciones se cubre con silicona el espacio entre la pared y el plato.
  • Es recomendable que elija una mampara de aluminio, cristal templado y con antical. Que sea de hojas fijas y puertas batientes.
  • Tenga en cuenta al momento de ejecutar la obra los accesorios que van dentro del espacio de la ducha. Los que se disponen para almacenar el jabón, gel y champú. Lo ideal es anclarlos a la pared.
  • No olvide que debe esperar al menos 24 horas para usar la ducha nueva.

Otras alternativas para transformar bañera en ducha

Una idea excelente para que ahorre dinero es convertir la vieja bañera en un plato de ducha. Se puede cortar la parte frontal de la bañera para crear el acceso e instalar una grifería de ducha. Otra alternativa es cerrar con cristal templado la zona de la bañera y colocar la regadera, así no tiene la necesidad de derribarla. Tendrá doble función.

Por otro lado, hay marcas que ofrecen ducha convertible en bañera. Lo que hacen es colocar listones de borde a borde de la bañera creando el plato de la ducha. Cuando se quiera dar uso a la bañera solo hay que retirar los listones ubicándolos en una gaveta o colgador en la pared.

Ya sea por desgaste o cambio de imagen, también hay que considerar cómo cambiar una bañera por otra si no te interesa la ducha. Esto implica medir el tamaño de la tina para adquirir la nueva y reponer las baldosas. En algunos casos es necesario remover el inodoro y el lavamanos para sacar la pieza vieja.

Primero se desconectan el drenaje y el caño de agua, se quitan las baldosas y se despega la bañera sacando los anclajes que la sujetan. Se coloca en posición vertical para sacarla. Se instala la otra verificando que las conexiones estén bien, se nivela y sella con silicona o masilla.

No dude en consultarnos por nuestro servicio de reformas de baños en Madrid para que tenga una idea de cómo cambiar bañera por plato de ducha.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Logo

Suscribete a nuestro boletín

Unete a nuestra lista de correo para recibir las últimas publicaciones.

¡Te has suscrito con éxito!

Leer entrada anterior
reformar la escalera principal de su casa
Lo que necesita saber para reformar la escalera principal de su casa

Las escaleras siempre son un punto focal interesante. Le agregan mucha personalidad al espacio donde se encuentren. Por eso, Reformas…

Cerrar