Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com
como-hacer-armario-madera-empotrado

¿Cómo hacer un armario de madera empotrado?

como-hacer-armario-madera-empotrado

Su empresa de reformas Madrid le enseñará todo lo que debe saber sobre cómo hacer un armario de madera empotrado. ¿Tiene un espacio disponible en casa y no sabe con qué ocuparlo? Un guardarropa siempre es una buena opción. Si quiere saber más sobre este tema le invitamos a continuar leyendo.

Materiales para crear un armario de madera empotrado

Ante cualquier plan de reformas siempre es importante contratar a profesionales expertos en lo que deseamos cambiar. En este caso, un carpintero es el especialista adecuado para elaborar un guardarropa de madera.

Pero, si usted se considera capaz de realizar por sí mismo este pequeño proyecto, acá le indicamos cuáles son los materiales que necesitará.

  1. Tablas de madera a la medida del espacio.
  2. Listones de madera.
  3. Cuñas de madera.
  4. Adhesivo para montaje.
  5. Espuma de poliuretano.

Además, necesitará tener a la mano las siguientes herramientas:

  1. Sierra ingletadora y de calar.
  2. Sargentos de carpintería.
  3. Mordazas de escuadra.
  4. Destornillador eléctrico.
  5. Flexómetro o cinta métrica.
  6. Nivel de burbuja.
  7. Silicón y pistola de silicón.

Pero, sobre todo debe resguardar su integridad física usando un equipo de seguridad básico que conste de guantes y gafas de seguridad. Por lo demás, bastará con que se coloque un calzado cerrado y resistente, vaqueros gruesos y camiseta con mangas.

partes-guardarropa

¿Cómo hacer un armario de madera empotrado?

Lo primero que debe hacer para empezar a planificar la elaboración de un guardarropa de madera empotrado es buscar el lugar donde se instalará. Si no tiene espacio en su habitación observe alrededor de su casa. ¿Tiene un lugar disponible entre dos paredes, debajo de la escalera o en una pared divisoria? Allí puede hacer su proyecto.

Tome las medidas

Una vez que elija el espacio donde guardará su ropa mida la altura, anchura y profundidad del lugar. Tome medidas en varios puntos, ya que siempre se recomienda considerar como referencia la distancia más corta.

Haga un boceto

Con las medidas en mano haga ahora un dibujo del armario que quiere. Divida el espacio en distintos módulos.

Las longitudes estándar de los módulos son 60, 80, 100 y 120 cm. De manera que pueda hacer distintas combinaciones con las cajoneras, los colgantes y otras repisas que quiera colocar. Ahora divia el diseño en partes para que le coloque las medidas a cada tabla de madera y las corte según su ubicación: la del interior, los costados, las baldas, mueble alto, el maletero, etc.

Acá le dejamos unas claves para escoger las mejores maderas para reformas de su casa.

Instale el nudillo o cerco

Ahora es importante que ponga un cerco en el frente para limitar el exterior del armario. Este también te servirá como referencia para las puertas, en especial si son corredizas. Por lo tanto, este cerco ha de ser del mismo ancho que los carriles.

Revista las paredes del armario

Revista los muros que rodearán el guardarropa con papel tapiz o, mejor aún, con tablas de madera. De seguro el espacio se reducirá por unos pocos centímetros, así que vuelva a tomar las medidas y haga ajustes si fuese necesario.

Coloque el suelo

Una vez que haya enmarcado con los nudillos, pase a colocar listones de madera en el suelo. Coja cada listón y aplíquele pegamento por el lado rústico y luego péguelo al piso del armario. Este suelo de madera debe ser de la medida exacta del guardarropa para evitar desniveles. También porque esta será la base para los módulos.

Construya los módulos

Ya tenemos listo el fondo del armario, las paredes techo y suelo están cubiertos y hemos colocado un cerco al frente. Es momento de construir los módulos que conformarán nuestro ropero.

Para que cada segmento del mueble quede a la medida se recomienda trabajar en el área donde instalará el ropero. De forma que las baldas y tableros queden justo en cada espacio. Así se ahorrará tiempo, material y algo de dinero. Así que lo mejor es que despeje la estancia del mobiliario que pudiera dificultar la labor. Cubra el suelo con lona o cartón para que no lo dañe.

Una cada lado de un módulo; es decir, la base, las paredes y el techo sujetándolos con un gato de escuadra. Asegúrese de sujetarlos bien y haga unos hoyos no tan profundos con el taladro. Bastará con que sean puntos de 3 mm, en los que meterán luego los tornillos.

Con un destornillador eléctrico o con una broca de avellanador introduzca los tornillos en los hoyuelos previamente marcados. Procure que cada tuerca quede al ras con la madera. Hágalo así: primero introduzca las roscas de los extremos y luego los que van hacia el centro. Debe haber una distancia de 20 cm entre cada una.

Ahora, proceda a pegar la tabla trasera, previamente cortada a la medida del módulo. Ajústela a cada esquina del cajón y verifique que cuadre perfectamente. Haga nuevamente unos hoyuelos de 3 mm de profundidad en cada esquina para facilitar el atornillado.

Luego de sujetar las cuatro esquinas, continúe repitiendo el proceso en todo el borde del tablero posterior. Deje una distancia de 20 cm entre cada tornillo.

Dependiendo del tamaño del módulo, levántelo con cuidado y colóquelo conforme a la posición definitiva que ocupará en el armario. Ahora ubíquelo dentro del hueco del guardarropa.

Construya módulos de baldas

Del mismo modo en que elaboró el primer módulo, haga uno más o cuantos quiera en medidas adecuadas para baldas. Siga estos pasos:

Coloque en el piso las tablas con las que construirá los módulos de baldas necesitará en madera cuantas divisiones tenga este segmento. Únalas todas según la forma que le quiera dar y sujételas con gatos de escuadras. Repita los procedimientos señalados anteriormente, haga pequeños hoyos y luego atornille los laterales del módulo.

Luego de sujetar bien las tablas que le dan forma al módulo, instale el tablero posterior. Primero en las esquinas y después en todo el borde de la tabla.

Estando esto listo, voltéelo y distribuya las baldas. Ayúdese con el gato para sujetar cada tablilla y atornillarlas desde los lados del módulo. Para que esté seguro de que cada balda haya quedado al mismo nivel desde el frente hasta el fondo, marque en los lados el centro de la altura de la tabla divisoria. Ahora mida con el metro desde el punto marcado hasta cada extremo por separado. Marque una línea que le guiará para introducir los tornillos.

De igual forma que en los pasos anteriores, empiece por los extremos y luego atornille en el centro. Terminado el módulo de baldas levántelo y llévelo hasta el lugar que ocupará en el armario.

Otros módulos

Como se podrá dar cuenta, el procedimiento es el mismo en cada segmento. Solo variará según el tamaño, forma y función del módulo. Haga tantas divisiones considere necesarias para su nuevo armario de madera empotrado. Cree módulos altos para colocar un tubo y colgar la ropa, haga otros para guardar sus maletas, elabore un espacio para colocar los zapatos o haga gavetas para guardar cosas delicadas. Todo está a su imaginación ¡Y ya tiene la base!

Si bien no es un trabajo de carpintería sencillo para hacer en casa, tampoco es imposible lograrlo.

cabecera-ensamblar-tablero

Retoques finales del guardarropa de madera empotrado

Ajuste los módulos

Luego de haber metido cada módulo en el hueco del ropero es necesario que lo ajuste. Una forma práctica de sujetarlos es uniéndolos al cerco frontal del armario, ese que dijimos que le servirá de guía para los rieles de las puertas corredizas. La otra manera es sujetándolos a los listones de madera que son las paredes del armario.

Lo que tendrá que hacer es atornillar cada módulo en distintas áreas, como los extremos y algunas partes del centro.

Para que queden unidos entre sí los segmentos del armario use los sargentos de carpintería y refuerce la estructura atornillándolos. Proceda de la misma manera que ya ha aprendido: taladre para luego meter las tuercas. Asegúrese de que el tamaño de estas sea acorde con el grosor de las tablas, para que no sobrepase la superficie.

Haga el frente del guardarropa

El paso final de la estructura del armario es instalar las puertas. Por lo general se colocan puertas corredizas porque son más prácticas y ocupan menos espacio. Sin embargo, también puede colocar otros frentes como las puertas plegables y las abatibles.

Coloque detalles decorativos

En carpintería los detalles decorativos son, por ejemplo, los pequeños tapones del color de la madera usada que sirven para tapar la cabeza de las roscas que quedaron a la vista. Esto es lo último que se coloca.

Trucos para una mejor estructura del armario de madera empotrado

  1. Para que cada balda del mueble quede bien nivelada use cuñas de madera para hacer el encuadre perfecto.
  2. Si hay espacio entre los muros del armario y los lados de los módulos rellénelo con espuma de poliuretano. Esto le ayudará a sujetar mejor el mueble y evitar que la suciedad se acumule allí.

Hacer un armario de madera empotrado no es un proyecto de reforma que no pueda realizar usted mismo. Es cuestión de dedicarle tiempo y paciencia. Pero, si definitivamente usted prefiere que lo haga un profesional, puede pedir presupuesto, le haremos uno acorde con sus requerimientos y con los mejores materiales.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Suscribete a nuestro boletín

Unete a nuestra lista de correo para recibir las últimas publicaciones.

¡Te has suscrito con éxito!

Leer entrada anterior
Consejos para que remodelar su casa sea una tarea sencilla
Consejos para que remodelar su casa sea una tarea sencilla

Contratar una empresa de Reformas Madrid no es la única decisión delicada que debe tomar para modificar su hogar. Decidir…

Cerrar