Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com
cómo quitar el óxido del metal con empresa reformas Madrid

Aprenda cómo quitar el óxido del metal con empresa reformas Madrid

Su empresa de reformas Madrid en esta oportunidad va a enseñarle cómo quitar el óxido del metal. Sabemos que a menudo distintos elementos del hogar suelen ser víctimas de esta capa rojiza indeseable y de olor desagradable, pero con los trucos caseros que le mostraremos hoy recuperará el buen aspecto del metal. Luego debe intentar no someterlos a la humedad o al agua por mucho tiempo porque esa es una de las razones por la cual se oxidan.

Proteja las estructuras de metal en su casa

La exposición de estructuras y piezas de metal al agua, la humedad, la nieve o la niebla salina puede oxidarlas y corroerlas. En nuestro hogar tenemos muchos elementos de este tipo, por lo que es necesario protegerlos antes de que el daño sea irremediable.

Es posible eliminar el óxido, que es esa mancha de color café o rojizo que se forma en la superficie de objetos de metal. Sin embargo, si el daño avanza, la pieza se corroe y ya no servirá más. En ese punto habrá que sustituirla.

La oxidación del metal ocurre más rápido en exteriores debido a la exposición de los metales al aire libre. Y si estos no tienen la protección adecuada, el daño avanzará más rápido. Debe estar atento a todas las estructuras de este material, como las verjas, portones o barandillas.

Si nota que comienzan a aparecer manchas marrones o café debe actuar de inmediato y quitar el óxido de una reja de metal o cualquier superficie antes que penetre por completo.

Pero antes de que esto ocurra puede prevenirlo y alargar el tiempo de vida de las estructuras con productos especiales. Utilizar lubricantes y abrillantadores evitará que el agua y la humedad generen la reacción química que produce la oxidación.

Las estructuras y objetos de metal dentro de su casa no escapan de este problema. Aquellos que están en el baño y en la cocina son los más vulnerables debido a que es donde se acumula más humedad. Por lo general los metales que se usan en estas áreas ya vienen protegidos, pero puede darles un tratamiento extra con productos especiales.

Cómo quitar el óxido del metal

Ahora sabe qué produce la oxidación de los metales en su casa le enseñaremos algunos trucos para aprenda a eliminarlo. La mayoría lo puede hacer con productos que ya tiene en su hogar.

Más info  Cómo restaurar una puerta de madera #Infografía

Haga una pasta de bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un producto común en nuestras casas y tiene muchos usos. Uno de ellos es ayudarnos a eliminar el óxido de los metales. Solo tiene que crear una pasta espesa mezclando este producto con agua y aplicarla sobre el material oxidado.

Lugo frótelo con un cepillo o con lana de acero. Por último limpie la superficie y notará que quitar óxido con bicarbonato es muy sencillo. Es posible que tenga que repetir la operación varias veces hasta eliminar la capa por completo.
eliminar óxido con bicarbonato

Con refresco de cola

Para nuestro segundo truco necesitará:

  • Envase del material que prefiera, lo importante es que la pieza oxidada quepa ahí.
  • Refresco de cola.
  • Toalla seca.
  • Esponja de metal o lija.
  • Barniz protector.

Lo primero que debe hacer para empezar a trabajar es buscar un envase de cualquier material, el que sea más cómodo o lo que tenga en la cocina. Pruebe si el objeto oxidado cabe dentro del recipiente, si es así, lo siguiente que hará será verter allí el refresco de cola y sumergir en ese líquido la pieza dañada.

Déjelo reposar por dos días como mínimo. Si nota que está muy oxidada, puede dejarlo por más tiempo, quizás unos 3 o 4 días.

Pasado el tiempo deseado, extraiga la pieza del recipiente, séquelo si lo desea y empiece a lijarlo con una esponja de metal o papel de lija fino. Hágalo con fuerza y de manera enérgica para quitar el óxido de forma completa y que no queden residuos.

Si es una pieza delicada, entonces lije de forma suave pero repetida, sin pasarla bruscamente para evitar dañarla. Luego puede colocarle barniz protector de óxido y su pieza de metal quedará como nueva.

Este método es efectivo para los tornillos que sujetan el fregadero, siempre están sometidos a la humedad y por ende se oxidan muy rápido. Si va a cambiar el fregadero por uno nuevo, no deseche los tornillos, recupérelos y guárdelos, pueden ser muy útiles para otras cosas.

Más info  Cómo combinar las superficies de granito con los gabinetes #Infografía

Use vinagre para quitar óxido

Nuestro siguiente truco es igual de efectivo y lo más seguro es que no tendrá que ir al supermercado a comprar ningún producto, porque siempre solemos tener vinagre en casa.

Este funciona como un potente limpiador que, además de aderezar sus comidas, también sirve para otras tareas. Por ejemplo, remover el óxido de sus cubiertos o cualquier objeto de metal que tenga dañado.

La forma de quitar el óxido con vinagre es muy parecida al anterior, solo coloque la pieza dañada dentro de un recipiente y arroje suficiente cantidad de vinagre. Déjelo reposar sobre el metal por una noche.

Si tiene unos marcos para espejos oxidados, restáurelo de esta manera para darle una nueva vida y decore un espacio en casa.

Si nota que al día siguiente restriega y la capa rojiza no se desprende, no se preocupe. Es probable que el óxido esté tan adherido a su objeto que con una sola noche no bastará. Así que devuélvalo al recipiente con vinagre y déjelo por más tiempo, puede hacerlo hasta unos 5 días, pero en las mañanas sáquelo para ver su estado.

El óxido debe estar flojo, entonces vuelva a restregar hasta que el metal recupere su estado natural. Hay quienes dicen que el vinagre de manzana es mucho mejor que el tradicional, si lo desea puede probarlo y comprobar cuál es la efectividad de cada uno.
cómo quitar el óxido del metal.

Usar electrólisis

Es útil saber cómo quitar el óxido del metal con electricidad. El proceso es sencillo.

  1. Agregue suficiente agua caliente en un recipiente de plástico para cubrir el objeto que va a restaurar.
  2. Mezcle una cucharada de bicarbonato de sodio por cada 4 litros de agua en el recipiente y disuelva bien.
  3. Necesitará una pieza de metal que funcione como ánodo. Esta no puede ser de aluminio ni acero inoxidable. Introdúzcala en el recipiente, de manera que la mitad quede fuera del agua.
  4. Con un cargador de batería, tome el terminal negativo (negro) y conéctelo a una parte no oxidada del objeto. Luego conecte el terminal positivo (rojo) al ánodo, cuidando de que no toque el agua.
  5. Asegúrese también de que el objeto oxidado y el ánodo no se toquen porque produciría un cortocircuito.
  6. Encienda el cargador y deje actuar por varias horas. Si en algún momento va a revisar el objeto, debe apagar el cargador antes.
Más info  Formas de organizar los cables desordenados en su hogar

Al terminar desconecte el cargador, retire los cables y tome el objeto que ya debe estar libre de óxido. Puede terminar de limpiar con una esponja o un cepillo.

Un metal como nuevo después de limpiarlo con amoniaco

El amoniaco es un gas incoloro que, de igual forma que el vinagre, tiene varios usos domésticos, solo que es su efecto es mucho más efectivo. Si tiene algún spray para limpiar ventanas, lea la etiqueta que viene adherida al envase y vea que uno de los ingredientes es este gas.

Así que no debe alarmarse al usarlo, pero siempre utilice guantes y tapaboca, porque es un gas un poco peligroso y, de no saberlo manipular, puede presentar quemaduras en la piel y otras consecuencias.

En el caso del amoniaco, por tratarse de un químico muy fuerte, puede probar con dejar su objeto por un par de horas, quizás 4. El tiempo puede calcularlo dependiendo del estado en el que se encuentra el metal.

Si prefiere otras opciones, en el mercado también encontrará algunos líquidos para quitar oxido disponibles.

Al limpiar con amoniaco no tendrá que restregar mucho. Con tan solo pasar una toalla por la superficie notará que quitar el óxido del metal con este componente es mucho más sencillo que los trucos anteriores.

Una vez que haya terminado el proceso, deseche el envase donde lo ha puesto a remojar para evitar accidentes en casa o, si tiene niños, que no cometan la imprudencia de tocarlo, para luego llevarse las manos a la boca.

Aprender cómo quitar el óxido del metal le ayudará a prevenir gastos innecesarios al tener que sustituir algún objeto. Si hay algún daño irrecuperable sobre alguna estructura como las rejas o en tuberías, contáctenos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Logo

Suscribete a nuestro boletín

Unete a nuestra lista de correo para recibir las últimas publicaciones.

¡Te has suscrito con éxito!

Leer entrada anterior
Cuánto tarda una reforma integral de piso
¿Cuánto tarda una reforma integral?

¿Se pregunta cuánto tarda una reforma integral? Esta es una de las dudas más comunes cuando se va iniciar la…

Cerrar