Cuál es el mejor material para las tuberías de su casa

En esta oportunidad en Reformas10 queremos ayudarle a escoger el mejor material para las tuberías de su casa. Tomar esta decisión suele llevar tiempo porque hay distintas opciones disponibles y cada una tiene sus ventajas y desventajas. No obstante, con la asesoría adecuada y, conociendo de antemano sus características, le será más fácil escoger la alternativa más acertada.

Señales de que necesita cambiar las tuberías antiguas

Como sucede con cualquier elemento en el hogar, llega un momento en el que las tuberías e instalaciones comienzan a deteriorarse. Si esto pasa no solo generará incomodidad, sino que puede desencadenar situaciones peligrosas.

Es necesario que esté atento a cualquier señal que pueda indicar que hay un inconveniente en su casa. Si comienza a tener problemas con la calefacción o surge un olor a gas, es importante revisar las instalaciones. En cuanto a las tuberías del agua hay muchos indicadores de que algo no está bien. Por ejemplo:

  • Comienza a bajar la presión.
  • El agua tiene un sabor raro y sale de color marrón.
  • Aparecen manchas en el inodoro, lavabo, bañeras y duchas. Esto indica que las tuberías están oxidadas.

Si tiene una propiedad antigua, sin reformas, lo más probable es que deba cambiar las tuberías. Y si no es el primer dueño y no tiene información sobre modificaciones anteriores, entonces es conveniente revisar el estado de las instalaciones.

En las casas que se construyeron hace más de 20 años se utilizaban tuberías de plomo. Sin embargo, este material no debe emplearse hoy en día. Por lo tanto, si está pensando hacer una reforma integral en Madrid, lo más conveniente es que sustituya las tuberías de una vez.

Esto no solo le permitirá renovar el sistema de cañerías, sino también hacer una distribución que se ajuste a sus necesidades actuales. Indique a la empresa de reformas que ha contratado los cambios que desea. De esta manera evitará que luego de la renovación tenga que hacer una nueva inversión que será más costosa.

¿Por qué renovar las tuberías?

En primer lugar, al sustituir las tuberías de agua antiguas mejorará la presión en el interior de la casa. Esto por sí solo es una gran ventaja, sin embargo hay que ver más allá. Los tubos de plomo que se utilizaban antes se corroen y producen sarro. Además, desprenden partículas que afectan la salud de quienes las ingieren.

Las partículas de plomo se mezclan con el agua potable que consumimos y, en consecuencia, trae problemas de salud. Para evitar que esto suceda las normas cambiaron y se ha prohibido el uso de materiales que contengan este metal.

Pero no solo ha cambiado la normativa respecto a los materiales. También se hicieron modificaciones en otros aspectos, por ejemplo la obligatoriedad de instalar llaves de paso separadas en baños y cocinas. Por todo esto es conveniente actualizar las instalaciones en su hogar.

Plástico o metal: ¿Cuál es el mejor material para las tuberías de su casa?

En términos generales existen dos tipos de tuberías que se clasifican de acuerdo al material con el que están fabricados. Estas pueden ser de plástico y de metal, pero cada uno está dividido en otras categorías que tienen distintos usos. Hoy nos referiremos solo a las más comunes en la construcción de viviendas para ayudarle a entender las diferencias entre estas. Sobre todo si está en medio de un proceso de reformas o necesita sustituir las instalaciones actuales.

Al momento de escoger la tubería debe tener en cuenta los siguientes factores:

  • Resistencia al tiempo. Los materiales que se usaban antes tenían una duración muy corta debido a la corrosión. Hoy en día el tiempo de vida es más amplio y al elegir el apropiado evitará tener que hacer cambios por algunos años.
  • Costo de instalación y preservación. Al escoger entre los tipos de tubería para agua potable y gas hay que tener en cuenta la relación calidad-precio. Así como la facilidad de instalación y de mantenimiento.
  • Conductividad térmica. Se trata de la capacidad de conducir el calor. La conductividad de los metales es alta, mientras que en el plástico es más baja. Este último evita que el agua se congele en los climas fríos.
  • Resistencia a los factores ambientales. Las temperaturas extremas, la sal y los movimientos de la tierra pueden afectar las tuberías.
  • Posibles riesgos a la salud del material en cuestión. Si el material es poco resistente al óxido o facilita la acumulación de bacterias en su interior puede provocar daños a la salud.
  • Uso que se le dará a la tubería. Esto ayudará a determinar la longitud, grosor y el diámetro de los caños, entre otros aspectos.

Tuberías de plástico


Las cañerías de plástico se utilizan tanto en el suministro como en el drenaje de fluidos. Sin embargo, son más comunes en este último, así como en las de ventilación. Se caracterizan por tener menor conductividad térmica que las de metal, pero en cambio tienen un alto poder aislante.

Entre las ventajas que podemos encontrar en este material destacamos su facilidad para el transporte ya que es muy ligero, fácil de instalar, resistente a la abrasión y flexible. Además, tiene gran durabilidad, permanece inalterable ante el contacto con químicos como sales, ácidos y oxidantes. Por lo tanto, se considera como el mejor material para tubería de agua.

También se utilizan en instalaciones de suelos radiantes y techos refrigerantes, así como para la protección del cableado. Los distintos tipos de tuberías de plástico se pueden usar para diversos fines, a continuación le describimos de forma breve cada uno:

  • PVC: en fontanería, el policloruro de vinilo PVC se utiliza para transportar agua a alta presión. Más no para llevar agua caliente, ya que se trata de un material flamable y capaz de deformase al someterlo a temperaturas elevadas.
  • CPVC: a diferencia del PVC el policloruro de vinilo clorado es más resistente a las altas temperaturas. Por lo tanto puede emplearse en el transporte de agua fría y caliente.
  • PEX: son capaces de soportar temperaturas aún más elevadas que el CPVC. El polietileno reticulado se emplea con frecuencia en calderas y sistemas de calefacción gracias a esta característica.
  • Polipipe: por lo general se utilizan para transportar agua a muy alta presión desde y hacia edificios.

Tuberías de metal


Los metales que se emplean para la fabricación de tuberías son el cobre, acero, acero inoxidable y galvanizado. A continuación veremos las características de cada uno:

Cobre

Es el material preferido para el transporte de agua, gas y calefacción en las viviendas. La tubería de cobre para agua es fácil de instalar, flexible duradera y resistente a las temperaturas extremas y al paso del tiempo. Asimismo requieren poco mantenimiento, no se deforman al exponerse al fuego.

En lo estético, cada vez es más común encontrar a diseñadores o propietarios que prefieran dejarlas a la vista. Están disponibles en tres tamaños: M para las más pequeñas, L para el diámetro mediano y K para las más grandes.

Acero

Es uno de los tipos de tuberías para gas más utilizados en la vivienda. Es un material pesado y poco resistente a la corrosión y acumulación de minerales, por lo que es menos duradero en el tiempo. Sobre todo si se utiliza para el transporte de agua o se deja expuesto a condiciones ambientales naturales.

Si se decide por este material debe saber cómo limpiar tuberías oxidadas para extender su tiempo de vida.

Acero inoxidable

Son las más adecuadas para las construcciones cercanas a la costa puesto que no se corroen al contacto con el agua salada. Sin embargo, son las más caras entre todas las que le mencionamos. Si vive cerca del mar es su mejor opción, en cambio si su casa está en una zona que no presente estas condiciones es preferible evaluar las demás alternativas.

Acero galvanizado

Durante la fabricación de este tipo de tuberías se recubren con varias capas de zinc que evitan que se oxiden, haciéndolas muy resistentes. Son frecuentes en instalaciones industriales pero también es posible encontrarlas en las casas para llevar y sacar el agua. Aunque resulta un material atractivo por su duración, son costosas y es posible que una instalación de PEX le ofrezca la misma durabilidad a un precio más bajo.

¿Cómo elegir la mejor tubería?

Ya conoce las diferencias entre los distintos materiales de las tuberías. Ahora corresponde decidirse por la mejor para su casa. Antes de cualquier renovación pregunte a los expertos qué tubería es mejor para gas y para el agua. Ellos sabrán indicarle de acuerdo a su caso particular.

Los tubos de acero, cobre y plástico son los más utilizados en este momento, cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

El acero inoxidable, por ejemplo, es resistente a la corrosión, al fuego y requiere poco mantenimiento. Además, es poco probable que se formen colonias de bacterias en su interior.

En el caso de las de cobre se han hecho muy populares gracias a su estética. Pero tiene otras ventajas como su durabilidad, ligereza y facilidad de instalar. Así como el hecho de poder utilizarse con agua fría o caliente.

Este material también es resistente a la contaminación; no obstante presenta un par de inconvenientes a tomar en cuenta. Primero, conduce la electricidad con facilidad, por lo que es necesario hacer una conexión a tierra. Segundo, reacciona ante los pH bajos y puede llegar a corroerse.

Por último, están los tubos de plástico. Se trata de un material popular gracias a que su instalación es sencilla y el costo es bajo. Es aislante y, además, es capaz de adaptarse a los movimientos de la tierra, disminuyendo así el riesgo de roturas. Muchos propietarios eligen la tubería para agua potable de PVC. Otros, en cambio, prefieren las de acero o cobre por ser menos contaminantes.

Diferentes usos de las tuberías

Cualquiera que sea el material que escoja debe conocer cómo manejarlo y para qué tipo de sistema es mejor utilizarlo. Las tuberías se utilizan para transportar el agua, gas, así como para drenajes, conducir y proteger el cableado eléctrico, etc. Cada una necesitará el mantenimiento adecuado para que perdure en el tiempo, algunas requieren más atención que otras. Revise estos hábitos para preservarlas y hágase una idea más clara sobre esta advertencia.

Tanto el plástico como el metal son materiales comunes en las tuberías de las casas. En el caso de las primeras es más frecuente utilizarlas para drenar las aguas residuales, mientras que las segundas para los sistemas de abastecimiento. En cuanto al precio, dependerá de las categorías que le mencionábamos al principio, pero para que se haga una idea el PVC y el cobre son los más populares y también económicos.

Cualquiera que sea su decisión, este tipo de instalaciones requerirá su atención para asegurarse que funcionan bien. Esté atento a señales de alerta como el color y la presión del agua, aparición de humedades, azulejos o pintura desprendida; en el caso del gas, a cualquier olor que pueda indicar una fuga. Si algo de esto sucede es posible que necesite sustituir la tubería o, al menos, hacerle mantenimiento adecuado.

Con estos consejos podrá escoger el mejor material para las tuberías de su casa. Déjenos su opinión sobre este tema con un comentario y compártalo en sus redes sociales si le pareció útil.