Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com
quitar-oxido-metal

Aprenda cómo quitar el óxido del metal con empresa reformas Madrid

quitar-oxido-metal

Su empresa de reformas Madrid en esta oportunidad va a enseñarle cómo quitar el óxido del metal, porque sabemos que a menudo los utensilios del hogar suelen ser víctimas de esta capa rojiza indeseable y de olor desagradable, pero con los trucos caseros que le mostraremos hoy puede decirle adiós a ese horrible aspecto que acaba con el buen aspecto del metal. Luego debe intentar no someterlos a la humedad o al agua por mucho tiempo porque esa es una de las razones por la cual se produce el óxido.

Herramientas e instrucciones para remover el óxido

Para nuestro primer truco, necesitará:

  • Envase del material que prefiera, lo importante es que la pieza oxidada quepa ahí.
  • Refresco de cola.
  • Toalla seca.
  • Esponja de metal o lija.
  • Barniz protector.

Lo primero que debe hacer para empezar a trabajar es buscar un envase de cualquier material, el que sea más cómodo o lo que tenga en la cocina, pruebe si el objeto oxidado cabe dentro del recipiente, si es así, lo siguiente que hará será buscar refresco de cola y sumergir en ese líquido la pieza dañada. Déjelo reposar por dos días como mínimo si nota que está muy oxidada, puede dejarlo por más tiempo, quizás unos 3 o 4 días.

Pasado el tiempo deseado, extraiga la pieza del recipiente, séquelo si lo desea y empiece a lijarlo con una esponja de metal o lija fina, hágalo con fuerza y de manera enérgica para quitar el óxido del metal de forma completa y no quede residuos. Si es una pieza delicada, entonces lije de forma suave pero repetida sin pasarla bruscamente, para evitar dañarla. Luego puede colocarle barniz protector de óxido y su metal quedará como nuevo.

Este método es efectivo para los tornillos que sujetan el fregadero, siempre están sometidos a la humedad y por ende se oxidan muy rápido, si lo cambiará por uno nuevo, no deseche los tornillos, recuperelos y guardelos, pueden ser muy útiles para otras cosas.

Use vinagre para quitar óxido

Nuestro segundo truco, es igual de efectivo, pero seguramente no tendrá que ir al supermercado a comprarlo, porque el vinagre es un producto que debe tenerlo en casa, funciona como un potente limpiador que además de aderezar sus comidas, también sirve para un montón de cosas más, como por ejemplo: remover el óxido de sus cubiertos o cualquier objeto de metal que tenga dañado.

La forma de usarlo es muy parecida al anterior, solo coloque su pieza dañada dentro de un recipiente y arroje suficiente cantidad de útil limpiador y déjelo reposar sobre el metal por una noche. Si tiene unos marcos para espejos oxidados, restáurelo para darle una nueva vida y decore un espacio en casa.

Si nota que al día siguiente, restriega y la capa rojiza no se desprende, no se preocupe ni se alarme, seguramente el óxido está tan adherido a su objeto que con una sola noche no bastará, así que devuélvalo al recipiente con vinagre y déjelo por más tiempo, quizás unos 5 días, pero en las mañanas sáquelo para ver su estado. De estar flojo el óxido, entonces vuelva a restregar hasta que el metal recupere su estado natural. Hay quienes dicen que el vinagre de manzana es mucho más efectivo que el tradicional, si lo desea puede probarlo y comprobar por cuál es la efectividad de cada uno.

Los materiales y herramientas son las mismas que mencionamos con la explicación anterior.

Un metal como nuevo después de limpiarlo con amoniaco

El amoniaco es un gas incoloro, que de igual forma que el vinagre, tiene varios usos domésticos, solo que es su efecto es mucho más efectivo, si tiene usted spray para limpiar ventana, lea la etiqueta que viene adherida al envase y vea que uno de los ingrediente es este gas, así que no debe alarmarse al usarlo, siempre y cuando en la lista de las herramientas que colocamos más arriba, ponga guantes y tapaboca, porque como bien sabemos es una gas un poco peligroso y de no saberlo manipular, puede presentar quemaduras en la piel y otras consecuencias.

En el caso del amoniaco por tratarse de un químico muy fuerte, puede probar con dejar su objeto por un par de horas, quizás 4 o tal vez más, el tiempo puede calcularlo dependiendo del estado en el que se encuentra el metal, aquí no tendrá que restregar mucho, con tan solo pasar una toalla por la superficie, notará que quitar el óxido del metal con este componente es mucho más sencillo que los trucos anteriores. Una vez que haya terminado el proceso, encárguese de desechar el envase donde lo ha puesto a remojar, para evitar accidentes en casa o si tiene niños no cometan la imprudencia de tocarlo, para luego llevarse las manos a la boca.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Suscribete a nuestro boletín

Unete a nuestra lista de correo para recibir las últimas publicaciones.

¡Te has suscrito con éxito!

Leer entrada anterior
Ideas para decorar su hogar con elementos reciclados de Empresa Reformas Madrid
Ideas para decorar su hogar con elementos reciclados de Empresa Reformas Madrid

¿Quiere que su hogar se vea bien sin tener que estar gastando mucho presupuesto? No se preocupe ya que con…

Cerrar