Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com
Todo lo que necesita saber para limpiar una chimenea

Todo lo que necesita saber para limpiar una chimenea

Con la llegada del invierno se hace imperiosa la necesidad de un espacio cálido. Por lo que mantener todo lo relacionado con la calefacción en buen funcionamiento es fundamental. En su empresa de reformas en Madrid www.reformas10.com le diremos todo lo que necesita saber para limpiar una chimenea, ese elemento indispensable para dar calor al hogar.

¿Por qué es importante limpiar la chimenea?

La chimenea está destinada para calentar la casa y hacerla más acogedora durante los meses más fríos. ¿Recuerda cuándo fue la última vez que limpió la suya? Tal vez, hace mucho. Por eso, es importante que lo haga antes de volver a usarla y la deje como nueva.

Si tiene tiempo y un poco de dedicación puede hacerlo usted mismo. De lo contrario, puede contactar con un experto. Le advertimos que si su chimenea solo tiene hollín atrévase a hacer el mantenimiento sin ayuda. Pero, si se le ha acumulado creosota tendrá que llamar un especialista.

Razones por las que debe limpiar la chimenea:

  1. Prevenir incendios: el hollín y la creosota son inflamables. Una vez que estos comienzan a quemarse se expanden muy rápido, en menos de un minuto puede arder a 1000°C, quemar la chimenea y destruir una casa. Por lo cual es importante eliminar estas sustancias antes, durante (si fuese necesario) y después del periodo en que utilice la chimenea.
  2. Mejorar la corriente de aire: el viento suele traer consigo desechos como ramas y hojas secas, restos de nidos y otras cosas que pudieran ir acumulándose en la salida de la chimenea. Esto trae como consecuencia que los gases se acumulen y se podría generar un incendio.
  3. Eliminar malos olores: si el conducto de la chimenea se obstruye por la acumulación de creosota y otros residuos pudieran aparecer los malos olores. Este hedor tiende a impregnarse en las alfombras, los muebles de tela y las cortinas.
  4. Tener una casa segura en invierno: es poder disfrutar con comodidad. Y esto lo logrará al tener una chimenea en óptimas condiciones. Ya que al estar despejada la salida no habrá riesgo de que se acumule el monóxido de carbono, lo que podría causar envenenamiento y la muerte.

Cada cuánto hay que limpiar la chimenea

Si quema principalmente troncos verdes (húmedos), debe contratar a un experto deshollinador cada 50 quemadas. Si ve humedad saliendo de los troncos cuando se están quemando, esa es madera mojada. Este tipo no se quema limpiamente y manda partículas no quemadas en el humo hacia arriba de la chimenea. Eso se va convirtiendo en creosota y hollín.

Por su parte, las maderas secas, como roble y abedul, se queman a más temperatura y son más limpias. En este caso la recomendación es hacerlo cada 70 quemadas con los expertos.

Una buena forma de saber si necesita limpiar su chimenea es pasar el atizador por dentro de la chimenea. Si ve 3 milímetros de capa gruesa o más, es momento de limpiarla.

Incluso si limpia la chimenea regularmente, es necesario que un experto deshollinador la inspeccione. Ya que estos están entrenados para reconocer deterioros, problemas de ventilación y pueden atacar cualquier condición de la chimenea.

El profesional podrá hacer un trabajo un poco más profundo que el que usted hará con lo que explicaremos en este post. Porque inspeccionará la acumulación de hollín, las obstrucciones, grietas en el revestimiento, signos de daño por agua, entre otros detalles.

limpieza-chimenea

Todo lo que necesita saber para limpiar la chimenea

Esto es lo que requerirá para el mantenimiento de su chimenea.

Materiales para limpiar la chimenea

Las herramientas para limpiar la chimenea dependerán del método que utilice. Es decir, si usará un producto industrial o una mezcla casera. Pero básicamente lo que necesita es un cepillo de cerdas de alambre, un par de guantes de goma, químico limpiador desengrasante, cubo de metal, linterna, escoba, esponja abrasiva, delantal y lona para cubrir el mobiliario que esté cerca.

Debe tener varas para alargar el cepillo y alcanzar toda la altura de la chimenea.

Antes de ir a comprar estos materiales y herramientas para la limpieza de la chimenea mida la apertura de esta. Eso le permitirá saber el tamaño del cepillo y el tipo que necesitará.

Si necesita o no una escalera dependerá del método que escoja. Porque podría limpiar la chimenea desde abajo, desde el hogar hacia arriba, ahí no necesita escalera porque no tendrá que ir al techo. Es ideal si le teme a las alturas o no está cómodo subiendo al techo. Pero es una opción un poco más sucia, porque todo el polvo y creosata estarán en aire y llegarán a sus muebles.

Prepárese para deshonillar la chimenea

Lo primero es que tenga todos los materiales que mencionamos a mano, luego cubra todo el área alrededor y prepárese usted mismo para el trabajo.

No se olvide de sacar la leña seca, retirar cualquier resto de ceniza. Y así podrá comenzar con los pasos que mencionamos a continuación para deshonillar su chimenea.

Antes de comenzar a trabajar debe prepararse, puede colocarse un delantal de trabajo y vestirse con ropas viejas que utilice solo para este oficio y desechar después. Porque quedarán bastante sucias.

Si limpia con el método tradicional desde arriba debe sellar por completo la chimenea, así no caerá polvo en el salón donde se encuentra.

Despeje la chimenea

Si decide limpiar desde el techo debe subirse a este.

Una vez que esté listo para limpiar proceda a despejar la chimenea. Retire cualquier tipo de residuos que se hayan acumulado en ella: leña vieja, hojas, tierra, cenizas, etc. Pero antes colóquese los guantes. Si encuentra leña en buen estado consérvela para utilizarla.

Revise que ningún pájaro u otro animal haya hecho sus nidos en la chimenea. También revise por grietas o ladrillos faltantes. Y tome acciones para solucionar esto.

Si al comenzar una reforma de viviendas en Madrid decide colocar una chimenea en casa, recuerde que debe limpiarla regularmente.

Empiece a limpiar

Restriegue con el cepillo las paredes de la chimenea, desde la parte de arriba hacia abajo. Hágalo desde adentro hacia afuera con el cepillo.

No olvide barrer o aspirar la entrada de la chimenea, porque seguramente también tiene cenizas. Aunque esto podría hacerlo al final del procedimiento.

Hay otras opciones, podría hacer la limpieza desde abajo hacia arriba, desde dentro de la casa. Aunque es más seguro porque no tiene que montarse en el techo, es bastante desastroso porque no podrá sellar la chimenea como mencionamos antes. Entonces deberá cubrir muy bien toda el área.

Otra forma es hacerlo entre dos personas. Con una cuerda atada a cada lado del cepillo. Alguien en el techo toma un extremo, y la otra persona abajo toma el otro. Cada uno toma turnos para halar la soga, para así hacer que el cepillo funcione. Igual que el método anterior puede ser complicado porque no se tapará la chimenea y ensuciará el entorno.

Luego de la limpieza, con una linterna si está en el techo o un espejo si está abajo, revise que la chimenea está bien limpia. Cuando esté seguro de esto puede proceder a aspirar o barrer todo el polvo y restos que queden en el fondo.

Luego de la limpieza del conducto de la chimenea completo, quedarán restos en el hogar. En el caso del polvillo y demás restos le sugerimos usar un aspirador. De este modo evitará alergias, congestiones y ensuciar la casa.

Quite con cuidado todos los plásticos y comience a aspirar. Probablemente necesite limpiar el depósito del aspirador más de una vez, aunque esto dependerá de la capacidad de su equipo.

limpiando la chimeneaLimpiar el hogar de la chimenea de ladrillos

En este punto ya habrá quitado el plástico con que selló la chimenea y podrá retirar todos los restos que cayeron. Pero, debe seguir dejando protegidos los muebles alrededor. También extienda una tela de lona en el piso inmediato a la chimenea, igualmente, cubra los muebles y objetos decorativos.

Recuerde cumplir con este paso porque sino ensuciará de hollín todo el espacio mientras esté limpiando. Y quitar este residuo de los pisos, muebles y objetos será complicado.

En caso de no tener plástico para proteger el resto del área donde está la chimenea, puede usar toallas o ropas viejas. Ya que es muy seguro que estas prendas queden inservibles al cabo de la limpieza.

Un truco para este paso es que rocíe café molido sobre la suciedad suelta de la chimenea. Pues de esta manera las cenizas adquirirán una textura sólida, lo cual evitará que se expandan en el aire.

Una vez que el hogar de la chimenea esté libre de desechos y polvo rocíe un limpiador multiusos. Haga una especie de capa con este químico por todo el contorno del conducto. La finalidad de este paso es humedecer toda el área, para así empezar realmente el procedimiento de limpieza.

Puede usar tanto un limpiador industrial como uno hecho en casa, tales como:

  • Agua más cremor tártaro o agua con bicarbonato.
  • Lavavajillas más bicarbonato de sodio.
  • Agua con vinagre con un atomizador para las capas ligeras de polvillo. Esta mezcla también sirve para enjuagar las paredes de la chimenea de las mezclas anteriores. Es decir, en lugar de usar agua sola, mézclela con vinagre. Y finalmente pase un paño húmedo solo con agua limpia.

limpiar hogar de chimeneaUse una esponja abrasiva

Ahora utilice una esponja o cualquier otro material de textura abrasiva para restregar las paredes de la chimenea. Si ya se ha secado un poco el que había colocado en el paso anterior, vuelva a humedecer y pase la esponja.

Evite restregar con fuerza ya que la esponja o brocha debe ser abrasiva. Hágalo así: aplique el limpiador y pase el material abrasivo haciendo movimientos circulares hasta que la zona quede lo suficientemente limpia.

Para las áreas difíciles como las esquinas y grietas, ayúdese con un cepillo de cerdas gruesas.

Deje que el limpiador haga su efecto

Cuando termine de fregar las paredes de la chimenea espere unos 15 minutos para que este siga haciendo efecto. Siempre y cuando las manchas y los residuos sean mínimos. De lo contrario espere media hora y procure usar un líquido limpiador concentrado.

Si usa un químico industrializado lea detenidamente la etiqueta. Porque tal vez señale el tiempo específico en que debe dejar actuar el limpiador.

Retire el limpiador

Al esperar varios minutos para que el limpiador haga efecto verá cómo la suciedad incrustada se desprende. Retire estos residuos del hogar de la chimenea. Vuelve a fregar las paredes para que se terminen de desprender los restos de polvo y hollín. Pero esta vez hágalo con una esponja más suave y agua tibia.

Cuando termine de sacar el limpiador la tarea deberá haber terminado. Sin embargo, dependiendo de qué tan sucia esté tendrá que repetir el procedimiento una vez más, incluso, una tercera vez.

Cómo limpiar un hogar de piedras

Básicamente los materiales son los mismos que en los puntos anteriores. Siempre se comienza con la protección suya, luego aspire todo el polvo del hogar. Después mezcle una solución de limpiador de alto rendimiento de fosfato trisódico (TSP) en agua caliente, de acuerdo a las instrucciones. Añada lejía.

Aplique esta solución a las paredes con una esponja, luego frote duro con un cepillo para eliminar los restos de las piedras porosas. Luego, retire todos los restos del detergente con agua y enjuague.

Una vez que esté satisfecho puede dejar que se seque.

Cómo limpiar las puertas de vidrio de la chimenea

Si el hogar de su chimenea tiene puertas de vidrio las habrá retirado para todos los procedimientos anteriores. Pero estas seguramente estaban manchadas de las cenizas y el hollín.

Una técnica muy sencilla es usar las cenizas para eliminar las manchas, primero pase un paño seco. Luego tome un paño húmedo con agua y la sumerge en las cenizas. Con este frote las partes manchadas del vidrio. Termine pasando primero otro paño húmedo limpio y después uno seco.

Otra opción es aspirar todo el vidrio. Humedecer un paño suave con agua, aplicar limpiador de vidrios al paño, debe ser específico para los vidrios de estufas u hogares. Frótelo en movimientos circulares. Reaplique el producto de ser necesario. Luego pase un trapo limpio húmedo y listo.

Cuando haya terminado de limpiar la chimenea y el hogar, revise inmediatamente que sus muebles, piso y paredes estén libres de hollín. De igual modo, le recomendamos limpiar el sofá de tela cuanto antes para que no se manche.

Recoja todo lo que usó para la limpieza y listo, ya podrá volver a usar su chimenea.

Recuerde estas medidas de seguridad al limpiar

  • Nunca encienda fuego luego de comenzar el proceso de limpieza. Básicamente porque ese polvo es potencialmente inflamable.
  • Tenga mucho cuidado al usar las escaleras y subir al techo. Una caída desde el techo es muy peligrosa. Sea muy cuidadoso.
  • Recuerde siempre utilizar máscara y gafas protectoras, así como los guantes.
  • Tenga cuidado de no inhalar hollín o creosata.
  • Preocúpese por limpiar bien todo la creosota, porque este es la primera causa de incendios en la chimenea.
  • El trabajo puede resultar cansón, por tanto, si se siente agotado tome su tiempo de descansar. Trabaje en pequeños períodos.
  • Cuando retire el plástico luego de limpiar el tubo de la chimenea hágalo lento y con cuidado. Así no ensuciará el resto del salón. Asegúrese de no abrir las puertas exteriores para que ninguna corriente de aire haga volar las cenizas y el polvo.
  • Tome en cuenta que las limpiezas regulares evitarán problemas profundos en su chimenea y habrá menos dificultad para quitar el hollín y demás restos.
  • Asegúrese que la escalera esté bien apoyada antes de utilizarla. Y suba poco a poco por esta.

Si no está conforme con ninguna de estas tareas o tiene miedo de subir al techo, lo mejor es que llame a un profesional.

¿Qué hacer si las paredes que rodean la chimenea están manchadas de hollín?

chimenea-limpia

Haga esto siempre que la mancha sea pequeña y sus paredes sean resistentes a limpieza. Pero, si es muy extensa el área cubierta por el humo, lo mejor es que llame a un profesional.

La recomendación que le daremos es que la pruebe primero en una zona pequeña para comprobar la resistencia de la superficie.

  1. Colóquese los guantes y despeje el área.
  2. Mezcle en un recipiente agua con 50 gramos de fosfato sódico, químico aditivo, quitamanchas, desengrasante en polvo.
  3. Sumerja una esponja o bayeta en la mezcla y exprímala.
  4. Haga una división imaginaria en el área manchada.
  5. Limpie primero arriba y luego abajo hasta que salga la mancha.
  6. Repita el procedimiento si fuese necesario.
  7. Finalmente pase un trapo húmedo con agua limpia para sacar los restos del limpiador.

Realice este procedimiento sin parar, para evitar dejar parches en la pared.

Todo lo que necesita saber para limpiar la chimenea se lo hemos ofrecido en esta entrada. Pero antes de usar cualquiera de los métodos de limpieza, pruébelo en un área pequeña para comprobar que no dañe la superficie. Nos puede contactar si necesita la ayuda de un profesional.

Fuente infografíapasos para limpiar chimenea infografía

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Suscribete a nuestro boletín

Unete a nuestra lista de correo para recibir las últimas publicaciones.

¡Te has suscrito con éxito!

Leer entrada anterior
Como pintar su casa como un experto
Cómo pintar su casa como un experto

Aprenda cómo pintar su casa como un experto junto a Reformas Madrid 10. Pues es posible renovar sus espacios usted…

Cerrar