Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com

Cómo restaurar un sofá viejo #diy

En su Empresa de Reformas Madrid queremos enseñarle a restaurar un sofá viejo. Los sofás en el hogar, por lo general, son el centro de atención en el salón. Cuando recibe visitas sus invitados permanecen en ese espacio y toman asiento para conversar más cómodamente. No exageraríamos al decir que es ese aliado perfecto que le ayuda para recopilar los mejores recuerdos en casa, sobre todo, a la hora de ser los anfitriones de reuniones, pero… suele suceder que la vida útil va mermando si no se le dedica tiempo a mejorar su aspecto, por eso, lea este post si seguir este proyecto de bricolaje.

Limpie un poco

Los años no pasan en vano. Mientras el tiempo transcurre su sofá va deteriorándose, es decir, la tela se desgasta y es poco estética a la vista, pero suele suceder que la frecuencia de uso exija una limpieza total. Lavarlo es importante para mantenerlo más tiempo y que luzca en un salón organizado. Acá le mostraremos algunas ideas para que proceda con la tarea en casa.

El tipo de material determinará las formas de lavado. Por ejemplo, a los sofás de tela simple con manchas ligeramente marcadas se les aplica únicamente agua fría, si por el contrario, es más notoria la mancha, debe mezclarse agua con alcohol metílico (alcohol de quemar) o con algo de jabón. A los elaborados con gamuza se les remueve el polvo con aspiradora o si precisa de un método casero tome un trapo limpio y coloque agua, o en su defecto, jabón neutro líquido, luego, aplique sobre la superficie. Debe remover el jabón con agua fría y permitir que el secado se realice naturalmente.

Para los de cuero se hace el mismo procedimiento casero que explicamos de los de gamuza, pero usted solamente va a necesitar la espuma generada por el jabón neutro para luego quitarla con una esponja. Otras recomendaciones para estos es utilizar una escoba de cerdas suaves al tacto para que cumpla su objetivo de quitar partículas dos veces por mes.

Hay quienes recomiendan identificar el tipo de material y observar las indicaciones que están en las etiquetas (limpiar con detergente a base de agua, si necesita lavarse o secarse con detergentes libres de agua, si puede usar otros limpiadores, si es de fibras orgánicas y solo debe emplearse agua fría, etc) para comprar el limpiador o quitamanchas correcto, así, conoce qué producto conviene mejor.

El arte del tapizado

Al tapizar logra cubrir lo que ya no le gusta y deja totalmente nuevo el objeto. Es una manera de restaurar su sofá viejo (siempre y cuando el armazón permanezca en buen estado) alargándole la vida útil al mismo. ¿Qué tiene que tomar en cuenta o realizar? Profundizaremos a continuación:

Debe escoger la tela, para ello, es imprescidible evaluar dos aspectos: calidad y durabilidad. Al visitar tiendas en esta búsqueda, la atención no solo tiene que estar dirigidas a diseños que encajen con las cortinas, muebles y demás decoraciones, sino a que sean compactas y resistentes. El lino es el más recomendable aunque es algo costoso, sin embargo, resiste más a la absorción de manchas que la seda o el satén, por ejemplo. Dependiendo del tamaño del objeto la cantidad de metros a usar varía:

  • Sofá de dos plazas: Requiere entre 10 y 12 metros.
  • Sofá de tres plazas: Entre 14 y 16 metros.
  • Para una butaca o sillón: Entre 2 y 3 metros.
  • Una silla: si solo el asiento será tapizado con unos 80 cm basta, pero si tiene en mente tapizar también el respaldo sume un total de 1 o 2 metros.

¡Muestre sus destrezas!

Retire la tela comenzando por la parte de atrás, siga con los posa brazos y de último con el resto de la pieza. Hágalo minuciosamente removiendo las tachuelas, grapas o tornillos con un destornillador de punta plana ¿No posee uno? Use con cuidado un cuchillo. Se recomienda que evalúe si a los costados es necesario retirar la tela porque como va a colocar encima una tela, estas áreas pueden permanecer así. Un consejo vital es no cortar la tela vieja, sáquela y resérvela para que le funcione como guía al elaborar las partes nuevas de la cobertura.

Saque y marque las nuevas medidas de cada pedazo supervisando que concuerden con la ubicación. Corte el área delimitada con una tijera de sastre para que el resultado sea prolijo.

Cosa con la ayuda de una máquina el patrón correspondiente de los apoya brazos, almohadones, cojines o los trazos de tela de las esquinas, esté pendiente de seleccionar un hilo que combine con el color del sofá. Para tapizar el resto utilizará una grapadora que contenga grapas del largo adecuado, siempre ejecute el proceso de tapizado desde adentro hacia afuera, es decir, primero cerciórese de alistar lo interno y después lo externo. Mientras realiza este trabajo no pierda de vista los acabados, guarde tiempo para que queden bien.

Otras consideraciones en las que debe estar claro

Si las patas están muy deterioradas es un indicador de reemplazo inmediato, al igual que la consistencia de los asientos. Si ya no es cómodo sentarse en el sofá cambie la goma espuma, si es el caso, por una de densidad intermedia (ni muy dura ni muy blanda) antes de retapizarlo. Otra alternativa es disponer de algodón denso para rellenar cada sector.

En su Empresa de Reformas Madrid nos complace que aprenda a restaurar su sofá viejo para darle la utilidad que merece y no gaste más de lo pensado. Escríbanos ¿cuál fue el resultado final al restaurar su sofá? ¿Qué tal la experiencia? Quedamos atentos, si le pareció valiosa esta información compártala con sus cercanos en las redes sociales para que intercambien ideas entre todos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Suscribete a nuestro boletín

Unete a nuestra lista de correo para recibir las últimas publicaciones.

¡Te has suscrito con éxito!

Leer entrada anterior
Cómo hacerle mantenimiento a sus encimeras de granito #infografía

En su Empresa de Reformas Madrid hoy queremos hablarle sobre cómo hacerle mantenimiento a sus encimeras de granito, sabemos que…

Cerrar